Por lo general, los estudios de abogados no se han sumado a la implementación de nuevas tecnologías y optimización de procesos, sin embargo, ya hay firmas que están optando por cambiar esta tendencia.

El incremento de la automatización en la industria legal promete un aumento de la eficiencia y lo más importante una reducción del costo para los clientes al momento de adquirir esta clase de servicios.

¿Pero qué tan eficientes son?

Empresas como LawGeex señalan que sus sistemas son capaces de revisar contratos, compararlos con otros que tienen en su database e incluso aprender de nuevos con los cuales ya trabaja.

Estudios de abogados en EE.UU. han probado estos sistemas y señalaron que éstos funcionaron bastante bien. Por ejemplo, tomaron un acuerdo que ya previamente habían realizado y lo testearon con la plataforma tecnológica. El resultado fue bastante favorable, y aunque éste omitió ciertos detalles, encontró otros nuevos que el estudio no había revisado. La gran ventaja de este tipo de software es que al ser automatizado no se cansa, no come, no duerme y demora minutos en comparación a las horas que toma revisar un contrato.

¿Más o menos empleos?

Según un estudio de la empresa Deloitte, existirán grandes reformas para sector legal en la próxima década y estima que al menos el 40% de los empleos en éste podría terminar siendo automatizado en el largo plazo. El debate recae en sí la implementación de éstas tecnologías permitirá el reemplazo de varios trabajadores o llevará un efecto contrario, en que una bajada de los costos permitirá a más personas a poder adquirir servicios legales y se necesitarán más empleados dentro de la industria.

Aunque la primera visión es bastante negativa, otros señalan que la IA generará más beneficios a la sociedad, dará una mayor accesibilidad a los servicios legales y generará más trabajos dentro la industria.