Imprimir

Un estudio realizado por la empresa holandesa TomTom, que se dedica a revisar el tráfico en las principales metrópolis del mundo, ubicó a nuestra capital como la número 17 entre las ciudades con mayor atochamiento.

El informe arrojó que los capitalinos pasan en promedio, esto es de lunes a viernes, 187 horas al año en un “taco”, lo que se traduce en que las personas pierden al menos 8 días al año por culpa de los embotellamientos.

Con estos antecedentes, ¿producen los “tacos” consecuencias negativas en la productividad de los chilenos?
 
Algunos académicos de nuestro país han señalado que esta relación existe, y que afecta el despliegue de las capacidades en plenitud en el lugar y horario de trabajo. Ya que, debido a los “tacos”, la calidad del descanso de las personas se ve afectada, por lo que indican que el desempeño en el ámbito laboral no será el óptimo al que pudiese llegar.

Por su parte, el presidente de la Comisión Nacional de Productividad, Joseph Ramos, señaló que esta relación es directa; explicando que el elevado tráfico en la ciudad puede provocar que los trabajadores ya lleguen cansados y rabiosos, factores que pueden incidir en el trabajo.

Asimismo, destacó que si un trabajador tiene 7 horas de descanso al día, y gasta al menos 2 horas movilizándose para llegar a su lugar de trabajo, es equivalente a perder un 28% de tiempo libre.

Claramente se debe tomar conciencia de este problema y es necesario buscar mejores soluciones en el transporte y en el diseño de nuestra ciudad para acortar el tiempo de traslado de las personas.