Con una moneda completamente devaluada y una inflación que podría llegar alrededor del 2000%, muchos venezolanos han decidido optar por Bitcoins para salvar su dinero.

Sólo supervivencia

Tanto jubilados como dueños de negocios están optando por cambiar su dinero y adquirir bitcoins como una alternativa al devaluado bolívar. Los habitantes del país venezolano usan este tipo de criptomoneda, para pagar sus cuentas y gastos comunes.

Este aumento se ha visto reflejado en el incremento en el volumen de las transacciones realizadas en algunos sitios de esta moneda, donde a principios del 2017 se habían realizado solamente 225.000 dólares en transacciones, ahora, en diciembre se han realizado 2,1 millones dólares, cifra relevante considerando que el sueldo mínimo en este país equivale a 2 dólares en el mercado negro.

Claramente una gran parte de la población está optando por refugiarse en criptomonedas, puesto que, es muy probable que el bolívar llegue a una etapa de hiperinflación para el próximo año. Fuera de que muchos expertos consideran que el bitcoin es una moneda muy volátil, para la gran mayoría de los venezolanos, ésta es una mejor opción que el depreciado bolívar venezolano.

Tanto ha sido el interés por el Bitcoin en Venzuela, que incluso Nicolás Maduro anunció que creará su propia moneda, “el petro”, sin embargo, muchos de los expertos han señalado que es bastante probable que tenga poco éxito dado la nula confianza que tiene la población en el gobierno venezolano.

Hasta el momento, el dólar sigue siendo la moneda preferida por los venezolanos para deshacerse de los bolívares, no obstante, conseguir la divisa norteamericana es cada vez más difícil y por lo general, es necesario ir al mercado negro para obtenerlos. La ventaja que presenta el bitcoin, es que elimina al hombre de al medio y además permite el ahorro en cuentas no bancarias, una gran ventaja, considerando que no es posible tener cuentas en dólares en la nación venezolana.

Para muchos venezolanos el Bitcoin es la única alternativa real para salvar su dinero, y lo seguirá siendo, hasta que termine la crisis en Venezuela.