Este domingo en el país Alemán se realizarán las próximas elecciones de canciller y del parlamento alemán.

Desde el año 2008, bajo el mando de Merkel, la nación alemana ha gozado un alto crecimiento económico y de una baja tasa de desempleo, lo que ha logrado que para estas elecciones, la actual canciller tenga la mayor ventaja en las encuestas y pudiera llegar a ser nuevamente reelecta como líder de ese país.

Asimismo, los expertos destacan que el pueblo alemán se encuentra bastante bien económicamente, una gran mayoría se encuentra cómodo con su trabajo y con el ingreso que gana actualmente. Además, explican que los electores son adversos al cambio y esperan que exista una mayor estabilidad y continuismo.

Sin embargo, el aumento de los inmigrantes y de los refugiados dentro de la nación, ha sido considerado como uno de los principales problemas que enfrenta el país según las últimas encuestas. Son estas preocupaciones en la población que el AFD  (Alternativa para Alemania) ha aprovechado y le ha permitido tener la opción de llegar a obtener la tercera mayoría y pertenecer al parlamento alemán.

Si esto llegase a suceder, por primera vez desde 1945, un partido político abiertamente xenófobo podría participar en el Bundestag, con un discurso marcado por la libertad en materia económica, contrario al euro y marcadamente anti inmigración y anti Islam.

Merkel espera nuevamente llegar a ser reelecta como canciller, situación que la dejaría nuevamente como líder de la Unión Europea y en algunos casos del mundo libre.