Algo que nunca se ha visto en la historia del Índice de Precios al Consumidor sucedió este mes de Septiembre.

La cifra fue de una -0,2%, siendo una gran sorpresa para el mercado por valor informado por el INE. Generalmente, Septiembre es uno de los meses con mayor inflación del año, debido al a celebración de las fiestas patrias de nuestro país.

Con este valor negativo, la inflación anual va llegando a un 1,5%, uno de los registros más bajos desde el año 2013. Por otra parte, durante los nueve meses acumulados del presente año, la inflación solo ha alcanzado el 1,4%.

Con estos nuevos datos, se espera que todas las expectativas de inflación para lo que quede del año disminuyan. Frente a estos nuevos resultados, se abre una nueva interrogante, si el Banco Central debiese volver a bajar la tasa de interés.

Para algunos, la respuesta es contundente, y el ente rector, debiese realizar otra disminución con el propósito de fomentar el crecimiento de nuestra economía, el cual podría llegar hasta de 50 puntos bases.